Caminar o correr. Qué es mejor para bajar de peso

¿Se pierde más peso corriendo o caminando? ¿Qué me conviene más si quiero adelgazar? La respuesta no es tan simple como parece. Aquí tienes las claves.

Correr o caminar para perder peso
Correr o caminar para perder peso

Correr o caminar. Dos soluciones a la hora de perder peso

En principio correr podría parece más rápido y eficaz, pero puede no ser así en todos los casos. Corriendo se gastan más calorías por minuto pero lo que importa es el total de calorías gastadas en nuestro tiempo de ejercicio. Vamos a ver todas las claves que nos ayudarán a decidir.

Caminar paseando, caminar rápido o incluso correr, son actividades de tipo aeróbico que podemos practicar de forma independiente, sin acudir a un centro de fitness o gimnasio. Cuando queremos bajar unos kilos nos planteamos empezar a correr, pero ¿te has planteado perder algunos kilos caminando?

Adelgazar corriendo o caminando: ¿cuál de las opciones es la que más te conviene?

La respuesta, por supuesto, depende de la persona que va a practicar la actividad, ya que no es lo mismo un individuo obeso y sedentario que una persona entrenada que desea mejorar la resistencia aeróbica y adelgazar o mantener su peso.

En otras palabras, elegir entre caminar o correr, dependerá de nuestros objetivos, nuestras preferencias y por supuesto, el estado físico. Vamos por partes, comenzando por el consumo de calorías.

Consumo de calorías en ambos casos

Según diversos estudios científicos, al correr se consumen 1,1 kcal/kg·km mientras que al caminar se consume 1,0 kcal/kg·km. En principio la diferencia parece muy pequeña (y lo es) pero veamos lo que ocurre con un ejemplo práctico.

Para calcular las calorías consumidas al correr o caminar basta con multiplicar por nuestro peso y por los kilómetros realizados.

  • Consumo de calorías al correr: Una persona de 70 kg consumirá 70 x 1,1 = 77 kcal por kilómetro que recorra. Si corre unos 5 km a un ritmo medio (30 minutos aproximadamente) quemará 77 x 5 = 385 kcal.
  • Consumo de calorías al caminar: La misma persona de 70 kg, caminando consumirá 70 x 1,0 = 70 kcal por kilómetro. En 30 minutos puede recorrer a ritmo medio 2,5 km y quemará 175 kcal.

Parece a simple vista que correr sería más efectivo, si lo que buscamos es eliminar algunos kilos, pero en función de su estado físico y su peso, puede que a nuestra persona de ejemplo le cueste mucho correr 30 minutos y sin embargo pueda estar caminando durante una hora, con lo que en lugar de 175 kcal quemaría 350 kcal. Prácticamente lo mismo que si hubiera corrido esos 30 minutos.

Las claves para elegir

Caminar simplemente como cuando paseamos por la ciudad, no implica un esfuerzo extra para el cuerpo y por ello, no produce los beneficios de cualquier actividad física.

Entonces, para que podamos ejercitarnos con la caminata ésta debe ser a ritmo continuo y relativamente rápido, de manera que nuestro cuerpo perciba la elevación de la frecuencia cardíaca y así, queme calorías.

Claro está que correr quema más calorías que caminar, aunque la diferencia puede ser mínima según la velocidad a la que caminemos y los kilómetros recorridos como hemos visto en los ejemplos de arriba, pero hay otros factores a considerar antes de elegir entre correr o caminar.

En primer lugar debemos saber que ambas son actividades aeróbicas, y por ende, las dos queman calorías, como hemos visto más arriba y benefician al aparato cardiovascular, pero caminar es una actividad de bajo impacto que no perjudica las articulaciones y menos intensa, por ésto, adelgazar caminando es ideal para quienes eran sedentarios y comienzan a ejercitarse.

Asimismo, las personas obesas sufren mucho el efecto del peso sobre las articulaciones y un alto impacto puede perjudicarlas, por lo tanto, para ellos también, la mejor opción es comenzar con las caminatas hasta mejorar su estado y forma física.

Para las personas entrenadas que desean mejorar su resistencia aeróbica, lo mejor es comenzar con el running.  Alternar períodos de caminatas con correr, es la mejor opción para progresar, ya que se reducirán paulatinamente los minutos de caminata para ir incrementando los de carrera.

En cambio, para quienes tienen una excelente forma y estado físico, lo ideal es correr para bajar de peso y ajustar el tiempo de acuerdo a sus objetivos. Por ejemplo, si sólo quiero correr en la fase de calentamiento, serán necesarios pocos minutos, en cambio, si deseo mejorar la resistencia aeróbica y quemar calorías, será mejor correr al menos 20-30 minutos, para estimular la quema de grasas.

Conclusión

Como ves, la elección entre perder kilos corriendo o caminando depende mucho de la persona y sus particularidades, lo aconsejable es consultar siempre con un especialista en el tema que nos permita sacar el máximo provecho de cualquiera de las actividades sin someter al cuerpo a riesgos para la salud.

Aprovecha ahora !

Indícanos tu e-mail y te avisaremos de los nuevos artículos y promociones que publiquemos para que no te pierdas nada !!

Suscripción por e-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *